Consejos

La importancia de la coordinación mano-ojo


La coordinación mano-ojo es la capacidad de rastrear los movimientos de las manos con los ojos, lo que permite que los ojos envíen señales importantes al cerebro sobre el movimiento de la mano. La mala coordinación mano-ojo puede comprometer en gran medida su capacidad para hacer ejercicio y también puede afectar las tareas cotidianas, como la escritura.

Cómo funciona

La coordinación mano-ojo permite que los ojos coordinen indirectamente los movimientos de las manos. Sus ojos envían señales eléctricas a su cerebro proporcionando información sobre estímulos visuales. Luego, su cerebro envía señales a sus manos diciéndoles cómo moverse en respuesta a estos estímulos. Este complejo proceso ocurre en una fracción de segundo, pero los errores en el proceso pueden resultar en dificultades para coordinar el movimiento, problemas de equilibrio, problemas para enfocar los ojos en los movimientos de la mano durante el ejercicio y los deportes y dificultades con las tareas relacionadas con el aprendizaje, como leer y escribir.

Habilidades motoras gruesas

El movimiento y la coordinación de grandes grupos musculares implica habilidades motoras gruesas. Las habilidades motoras gruesas frecuentemente requieren que las manos se coordinen con los ojos. Estas habilidades incluyen golpear una pelota de béisbol y golpear un palo de golf. Sin embargo, las habilidades motoras gruesas no solo se usan en los deportes. Las tareas cotidianas como conducir también requieren habilidades motoras gruesas. Las personas con una fuerte coordinación mano-ojo tienden a tener buenos reflejos y rápidos tiempos de relajación. Un jugador de béisbol puede, por ejemplo, atrapar fácilmente una pelota sorpresa. Pero la mala coordinación mano-ojo puede aumentar los tiempos de reacción y dificultar que las personas alineen perfectamente sus movimientos. Por ejemplo, una persona con mala coordinación mano-ojo podría hacer pivotar un palo de golf sin tener que hacer contacto con la pelota.

Las habilidades motoras finas

La coordinación mano-ojo también afecta las habilidades motoras finas: los pequeños movimientos de un músculo o músculo, generalmente en las manos y las muñecas. Las habilidades motoras finas están involucradas en tareas necesarias para prepararse para deportes como atar los cordones de los zapatos, así como actividades deportivas como agarrar correctamente una pelota. Las habilidades motoras finas también son necesarias para las actividades cotidianas, como la escritura. Las personas con una coordinación mano-ojo débil que afecta las habilidades motoras finas pueden tener problemas para agarrar cosas y apuntar. Debido a que las habilidades motoras finas están asociadas con la lectura y la escritura, las personas con mala coordinación mano-ojo pueden tener dificultades con estas tareas, lo que hace que se les diagnostique una discapacidad de aprendizaje.

Mejorando la coordinación

La coordinación mano-ojo tiende a deteriorarse con la edad. Sin embargo, la actividad física regular que utiliza habilidades motoras finas y gruesas puede ayudar. Pruebe una combinación de deportes, escritura, lectura y tareas similares que mejoren la destreza y la coordinación. Algunas personas sufren trastornos que afectan la coordinación mano-ojo; Algunas dificultades de aprendizaje y retrasos en el desarrollo alteran la coordinación mano-ojo. La terapia ocupacional con un terapeuta calificado puede ayudar.