Misceláneos

Tratamiento para la tos seca por alergias


Una tos seca como resultado de alergias es persistente e improductiva, causando dolor de garganta, opresión en el pecho, sibilancias y dificultad para respirar. La tos seca puede remediarse mediante una variedad de tratamientos.

Exposición limitante

La tos seca alérgica resulta de una mayor exposición a inhalantes ambientales como polvo, caspa, moho, polen e irritantes químicos. El mantenimiento de las superficies con filtros de vacío HEPA, paños electrostáticos y limpiadores hipoalergénicos reduce los síntomas.

Remedios caseros

Una tos de alergia seca se puede tratar chupando pastillas o bebiendo té con miel. La miel cubre la garganta y la boca, creando humedad y calmando el dolor.

Antihistamínicos

Los antihistamínicos orales contrarrestan las liberaciones químicas de histamina que ocurren cuando el cuerpo entra en contacto con un alérgeno. Los antihistamínicos revierten la hinchazón que causa síntomas de congestión, estornudos, secreción nasal, sibilancias y tos seca.

Alérgenos reductores

Los vaporizadores proporcionan aire húmedo y los purificadores de aire mejoran la calidad del aire. Los protectores de colchones y almohadas hipoalergénicos son efectivos para eliminar los ácaros del polvo. La tos seca nocturna puede prevenirse reduciendo los alérgenos a la hora de acostarse.

Inhaladores

Una tos seca como resultado de la constricción de las vías respiratorias, un síntoma de asma alérgica causada por la inflamación de la exposición a alérgenos puede tratarse con inhaladores que implementan dilatación de las vías respiratorias a largo plazo y de acción rápida.

Ver el vídeo: Reducir la tos alérgica de manera natural y fácil. (Julio 2020).